Camino sin sendero

Dónde habitan las palabras,
que perturban el silencio.
Dónde crece el sol de invierno,
que congela el fuego interno.

Dónde nace el pensamiento,
que se cuela como el viento.
Dónde viven los demonios,
que atormentan con sus miedos.

Mira como fluye el pensamiento,
nada que aleje tu atención.
Mira como el aire que respiras
llena como fuego tu interior.

Quien habita en el pasado,
pierde el alma y su poder.
Quien habita en el futuro,
solo puede enloquecer.

Una vez que tomas el camino,
no hay sendero que pueda guiar.
Queda atrás la sombra de tu espejo,
nada que se pueda reflejar.

Quien habita en el presente,
nada tiene que perder.
Quien sacude su cabeza,
sabe qué es la libertad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.