Lejos del rebaño

Me crié con los corderos,
lejos del río me crié, entre los cercos.
Despertar, en una noche despiadada,
como en un sueño despertar, tuvimos miedo.

Vuelvo atrás, miro de lejos el rebaño,
por la ribera vuelvo atrás, sobre los muertos.
Despertar, sobre la hierba desarmada,
no tiene precio despertar, sentir los huesos.

Descubrí, que ya no era esclavo de
lo que piensan los demás.
Descubrí, que lo más valioso es
lo que diga el corazón.

Me alejé, de los corderos,
en mi camino me alejé, no tengo miedo.
Caminar, sobre la arena deslavada,
no tiene precio caminar, sobre los sueños.

Descubrí, que comparto anhelos con
otras huellas bajo el sol.
Descubrí, que la vida premia al que
sabe amar sin condición.